Extractores de neblina de aceite

La gama Dupuy de extractores de neblina de aceite está equipada con filtros especiales que permiten aspirar y purificar grandes cantidades de aire rico en neblinas de aceite, micronieblas y humos que quedan en suspensión en el interior de las máquinas-herramienta. Estos humos aceitosos son perjudiciales para el medio ambiente y la salud humana. Se generan en el transcurso del mecanizado cuando el roce de los metales hace que los lubricantes refrigerantes se sobrecalienten y posteriormente se conviertan en nieblas de aceite. Las operaciones de mecanizado más comunes en las que esto ocurre son el torneado, fresado, rectificado, cepillado, rectificado, embutición, taladrado, mandrinado y corte.
La normativa vigente en este ámbito, que puede variar según la región o provincia, exige la extracción y purificación inmediatas de las nieblas generadas para mantener un entorno de trabajo seguro sin afectar a la productividad.
Nuestra gama de filtros de neblina de aceite es innovadora y modular según las necesidades, y puede instalarse en las máquinas-herramienta más populares, como Kazak, Makino, DMG Mori, Haas, Trumpf y muchas otras. Nuestro objetivo es hacer que tu entorno de trabajo sea limpio, seguro y eficaz, garantizando el mejor rendimiento de tus procesos de producción.

filtri per nebbie oleose

¿Cómo funciona el extractor de neblina de aceite?

1. El aire contaminado por partículas aceitosas y humos en suspensión se aspira de la cabina de la máquina herramienta y se conduce a través de la entrada de aspiración hasta los filtros, gracias al vacío generado por el ventilador centrífugo. Aquí se aprovecha el principio de coalescencia, la propensión de las gotas de aceite a agregarse entre sí, lo que permite que se acumulen y fluyan hacia la base del recipiente colector.

2. El aire rico en partículas de aceite pasa del interior al exterior de la cámara filtrante, resultando al final del proceso completamente depurado de contaminantes. Las gotas aceitosas separadas de la corriente de aire no se someten a ningún tratamiento y, por tanto, pueden recuperarse y reutilizarse.

3. Un tubo de drenaje sometido a una «sobrepresión» continua recupera eficazmente la niebla recondensada , lo que permite volver a introducirla directamente en la máquina herramienta.

Solicitud de información